La mejor receta de hidromiel casera
septiembre 1, 2020/Miel
  • By raquel fernandez

En la entrada anterior de nuestro blog os hablamos de la historia de esta bebida y os dimos algunos consejos para hacer hidromiel de calidad. En este caso os traemos la mejor receta de hidromiel casera. Antes que nada recordamos que se trata de una bebida alcohólica procedente de la fermentación mediante levadura a partir de miel diluida en agua. Por lo que su consumo no es apto para menores de edad. ¿Listos para sentiros como auténticos vikingos? ¡Allá vamos!

¿Qué equipo se necesita para hacer la mejor receta de hidromiel casera?

Aunque para seguir esta receta de hidromiel casera se requieren ingredientes muy básicos, es importante contar con un buen equipo que nos ayude a controlar mejor los distintos pasos. No obstante, si no quieres algo muy profesional puedes intentar prescindir de algunos de estos.

Utensilios que se necesitan para hacer hidromiel vikinga:

-Olla. A ser posible de acero inoxidable

-Una fuente de calor para calentar la olla de hidromiel

-Peso

-Espumadera

-Termómetro para controlar la temperatura de cocción y de inoculación de la levadura

-Producto desinfectante para esterilizar los utensilios

-Fermentador, al menos un par de ellos

-Densímetro

-Airlock. Válvula para evitar contaminaciones y provocar la salida de CO2 durante la fermentación

-Vaso de cristal. Para rehidratar la levadura

-Botellas de cristal, a ser posible de cierre hermético

-Manguera de cristal alimenticia. Para trasvasar la hidromiel de un fermentador a otro.

-Filtro. De café o de acero inoxidable para filtrar el líquido antes de fermentar

-Tubo de llenado de botellas. Muy útil para llenar más fácilmente las botellas con la hidromiel

Ingredientes para hacer hidromiel en casa

Para obtener diez litros de hidromiel necesitarás:

-3.4 kilogramos de miel pura

-7,45 litros de agua

-6 gramos de levadura

Paso a paso de la mejor receta de hidromiel casera

Para hacer hidromiel deberemos fermentar el azúcar que contiene la miel. Esto se consigue gracias a las levaduras, que son quienes convierten los azúcares en alcohol durante la etapa de fermentación.

El grado de alcohol de esta bebida dependerá de la proporción de agua y miel, y del tipo de levaduras que se usen. El de esta receta será del 10%.

El primer paso será esterilizar todos los utensilios para evitar contaminaciones y pesar todos los ingredientes.

El primer paso, la ebullición

Una vez preparados los ingredientes sobre la mesa de trabajo, agregaremos el agua a la olla. Cuando ésta alcance los 50 ºC añadiremos la miel y removeremos.

Dejaremos que la mezcla hierva durante 10 y 15 minutos. En este tiempo se produce el proceso de esterilización del mosto.

Deberemos ir retirando la espuma que se genere en la superficie con ayuda de la espumadera.

Añadir la levadura a la mezcla de miel y agua

Una vez se termine con el proceso de cocción, es importante enfriar la mezcla de miel y agua lo más rápido posible. Para ello puede usarse la nevera, o bien colocar la olla bien cerrada en una pila con hielo y agua.

Cuando se alcance la temperatura ambiente la trasladaremos al fermentador. Antes de añadir la levadura de fermentación alta, agitaremos el mosto del fermentador para agregar oxígeno.

En este punto puede prepararse un starter de levadura para asegurarte que se activa y que comienza a actuar lo antes posible. Después de añadir la levadura, mide la gravedad inicial del mosto. Cierra el fermentador y coloca un airlock que permita la salida de gases.

Proceso de fermentación de la hidromiel

Durante el proceso de fermentación de la mejor receta de hidromiel casera, el borboteador dejará salir los gases y se formará una espuma sobre el mosto.

Este proceso durará entre 7 y 10 días. Durante este tiempo se deberá mantener constante la temperatura del fermentador y que no le de la luz del sol.

En el momento de que el borboteador deje de dar señales, lo ideal es medir la gravedad del líquido una vez al día. Cuando ésta no baje más, el proceso de fermentación habrá acabado.

Trasiego, clarificación y embotellado

Cuando la fermentación finaliza, puede realizarse una segunda fermentación. En este caso se tendrán que separar los sedimentos que han quedado en el fondo. En este paso se deberá sacar el líquido por la parte superior del fermentador, sin remover el fondo, y echarlo a otro recipiente que pueda cerrarse. Este proceso puede durar entre 10 y 20 días y es útil para mejorar el sabor y los aromas de la hidromiel.

Para asegurarte de que todas las botellas de hidromiel tengan gas, pueden añadirse 7 gramos de azúcar por litro, y mezclarlo con la hidromiel del fermentador antes de embotellar.

La hidromiel seguirá fermentando en la botella. Deja que madure al menos durante un mes antes de consumir.

Related items is presented by WP Related Items Plugin.