Anginas, ¿ayuda la miel?
agosto 5, 2020/Miel
  • By raquel fernandez

Aunque las afecciones de garganta son más frecuentes en invierno y otoño, lo cierto es que no es de extrañar sufrir anginas en verano. Ya que las amigdalitis o anginas aparecen en niños y mayores como consecuencia de un virus contagioso, y en algunos casos como resultado de la exposición alternada del frío de aires acondicionados y bebidas frías y el calor de la calle. Así que toda ocasión es buena para conocer cómo tratar las anginas y saber si algunos remedios naturales como la miel ayudan a reducir sus síntomas.

En nuestra tienda especializada en productos de apiterapia puedes comprar miel online de calidad para hacer tus propios remedios caseros para tratar las afecciones de garganta.

¿Qué son las anginas o amigdalitis?

La amigdalitis es la inflamación de las amígdalas, dos masas de tejido ovaladas que se sitúan a ambos lados de la parte posterior de la garganta.

Entre sus síntomas, encontramos la hinchazón de las amígdalas, el dolor de garganta, dificultad para tragar y sensibilidad de los ganglios linfáticos a los lados del cuello.

Esta afección de garganta se produce en la mayoría de los casos por un virus frecuente, aunque también las infecciones bacterianas pueden causar este problema.

¿Cómo tratar la amigdalitis?

El tratamiento más adecuado dependerá de las causas que han provocado la amigdalitis. Por eso es importante contar con un diagnóstico preciso y precoz.

En la mayoria de los casos, el médico sólo mandará un recetará un tratamiento encaminado a combatir y mejorar los síntomas. Pero en algunos casos puede ser necesario el tratamiento con antibióticos.

Los casos leves provocados por virus o bacterias se tratarán con analgésicos o antiinflamatorios asociados a una buena hidratación. En cambio, las amigdalitis bacterianas más graves requieren terapia con antibióticos, que normalmente deberá mantenerse entre 8 y 10 días.

En cualquier caso, es importante no automedicar y saber qué dosis son las adecuadas en función de la gravedad de las anginas y la edad del enfermo. Ya que esto evitará que aumenten las resistencias de las bacterias a los antibióticos.

El tratamiento quirúrgico o amigdalectomía es la extirpación de las amígdalas palatinas. Aunque hace unos años era una opción recurrente, actualmente se trata de evitar, excepto en casos muy graves con más de seis episodios de amigdalitis perfectamente documentados en un año o en pacientes con enfermedades generales asociadas.

¿Cómo prevenir las anginas?

La mayor prevención de la amigdalitis son los buenos hábitos de higiene. Ya que los gérmenes y bacterias que causan este problema son contagiosos.

Por ejemplo, ayudará el lavado frecuente de manos, especialmente después de ir al baño y antes de comer. También se deberán evitar compartir alimentos, vasos, botellas de agua o utensilios, así como reemplazar el cepillo de dientes después de recibir un diagnóstico de anginas.

¿Cómo puede ayudar la miel a tratar las anginas?

Hacer gárgaras de miel y limón (utilizando un limón y una cucharada de miel pura de abeja)
es un tratamiento eficaz para facilitar la hidratación y compensar la pérdida de sales y líquidos que se produce en estos casos a través del sudor y la temperatura elevada cuando el paciente tiene fiebre. Además, los gargarismos ayudan a aliviar el dolor de garganta. Otra opción es tomar infusiones de miel, limón y tomillo frías o tibias.

Dado que en el caso de los pacientes de menor edad puede resultar más difícil hacer gárgaras, puede optarse por los caramelos naturales de miel.

Otra remedio que funciona muy bien para tratar las amigdalitis y otras afecciones de garganta es la toma de miel con própolis. Ya que el propóleo con miel tiene un potente efecto bactericida y ayuda a eliminar la tos.

Related items is presented by WP Related Items Plugin.